Panel Informazioa

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 20-05-2019).

Didactalia-ren ikasbide planak

La mujer artista: arte y género

tipo de documento Plan de lección

  • Gustatzen zait 1
  • Bisitak 0
  • Oharrak 0
  • Acciones

Baliabide honi buruz...

INFORMACIÓN DIDÁCTICA

Información curricular Materia: Artearen Historia Nivel educativo: 16-18 urte/Batxilergoa

Breve introducción a la representación de la mujer en el arte

El arte tiene un carácter visual que ha servido en todas las épocas para transmitir vivencias y valores. Ha funcionado como un diario de cada época que nos describe tradiciones, modos de vida, cultura y hechos históricos. Si pensamos en la representación de la mujer en el arte a lo largo de la historia, lo primero que nos viene a la cabeza es la imagen de una mujer desnuda. Esto nos lleva a reflexionar sobre la realidad de la presencia de un espectador masculino que transforma a la mujer en objeto a través de su mirada y la eliminación toda capacidad autorrepresentativa de las mujeres. De la representación primitiva de las Venus (Paleolítico) como Madre Tierra, y las Cícladas (Edad de Bronce) símbolos de fecundidad, se pasó a la exaltación de la belleza y sus cánones de perfección en el Mundo Clásico, con mujeres representadas como madres y seres de la mitología y también mujeres desnudas (Afrodita, ideal de perfección). En la Edad Media se utiliza la representación de la mujer como símbolo para marcar la faceta del bien o del mal, buena o mala conducta: las mujeres santas, vírgenes, diosas y por otro lado prostitutas, brujas, demonios. En el Renacimiento vuelve el desnudo femenino como símbolo del deseo que la mujer provoca en el hombre, temática que se repite en el Barroco, todo ello unido a la nutrida representación de mujeres personajes de la Biblia. Comienza a extenderse en esta época la representación de la mujer desarrollando tareas cotidianas, como ya se hacía en el Antiguo Egipto. En la Edad Contemporánea se introducen las representaciones de la mujer sin el influjo del ideal femenino de épocas anteriores. Ahora son mujeres naturales, reales, mujeres normales, aunque con muchos estereotipos hacia ellas. En Inglaterra en el período Victoriano comienza a ganar terreno la pintura doméstica con la que se tiende a la regulación de las identidades de género, pero en sentido negativo porque pronuncia y marca las diferencias de roles por sexo que impone la tradición burguesa. Es un momento en que surgen muchos movimientos artísticos diferentes como crítica hacia la burguesía imperante pero que no colaboraron con las reivindicaciones de las mujeres, a las que mantuvieron oprimidas. Surgen las reivindicaciones feministas (siglos XIX y XX), lo que lleva a una representación de la mujer ridiculizada.Como vemos, la representación de la mujer en el arte estuvo condicionada por factores sociales y culturales que estigmatizaron su representación encorsetada en unos determinados roles, el ideal femenino como “ángel del hogar” pero la representación artística de la mujer adquiere otras temáticas, como la de “femme fatale”, objeto de deseo sexual. 

La mujer artista

Desde los primeros asentamientos humanos complejos, la separación por sexos estuvo presente, de manera que los hombres dadas sus condiciones biológicas se dedicaban a la caza o la guerra y las mujeres a tareas relacionadas con los cuidados, hijos, casa, alimentación. Relegadas a dichas tareas era difícil el acceso de mujeres a ámbitos sociales o profesionales más elevados, entre ellos, el arte. No será hasta la época contemporánea cuando las mujeres comenzarán de manera imparable a emanciparse de sus roles tradicionales impuestos a lo largo de la historia por una sociedad gobernada por hombres y legislada por sus leyes. A lo largo de la historia ha sido significativa la ausencia de mujeres artistas. Una de las principales paradojas de la relación mujer-creación artística en la cultura occidental es “La hipervisibilidad de la mujer como “objeto” de representación y su invisibilidad como “sujeto creador”. Es la mujer la gran protagonista de las obras artísticas como musas, modelos o amantes, sin embargo, ocupan un papel antagónico como artistas.Una materialización de esta idea, de la mano del activismo neoyorquino de finales del siglo XX, es la obra de Guerrilla Girls, Do woman have to be naked to ge tinto the Met.Museum, (¿Tienen que estar desnudas las mujeres para entrar en el Metropolitan?) (1989), cuando manifiestan que sólo el 5 % de obras del Metropolitan estaban hechas por mujeres, siendo ellas las protagonistas del 85 % de obras de desnudos. Realizan una parodia de La gran odalisca (1841) de Ingres, símbolo de “mujer florero”. La ausencia no se debe a la carencia de talento artístico de las mujeres, sino a todo un conjunto de factores institucionales y sociales causantes de que el talento femenino no se dé libremente. Para conseguir un desarrollo artístico igualitario, la concepción del artista como genio autosuficiente con libertad creadora, debe ser eliminada, ya que no fue así y durante la historia el arte estuvo sometido a los sistemas de enseñanza, mecenas o discursos críticos imperantes de cada época. 

La Edad Moderna

En el Renacimiento, la figura del artista cambia y tras reivindicar su papel, la arquitectura, pintura y escultura, dejan de ser oficios mecánicos para ser consideradas artes liberales. La consolidación de la visión del artista va acompañada de un cambio de actitud hacia la educación femenina. Se debe en gran medida a la obra de Castiglione, El Cortesano, que retrata a la mujer ideal renacentista como una apasionada lectora, culta y cultivada en artes. Algunos de los ejemplos más significativos son: 

  • Sofonisba Anguissola (1532/35 – 1625)
  • Lavinia Fontana (1552 - 1614) 
  • Artemisia Gentileschi (1593 - 1652/53) 
  • Judith Leyster (1609 – 1660)
  • Angelica Kauffman (1741 – 1807)
  • Élisabeth Vigée – Lebrun (1755 – 1842)

La Edad Contemporánea

A lo largo de este siglo las mujeres se introdujeron en géneros pictóricos tradicionalmente masculinos. Socialmente se espera de la mujer de este siglo un comportamiento recatado, la mujer como madre, doméstica, decorativa, según una definición victoriana “ángel del hogar”. Las que se salieron de este marco social para desarrollarse en el arte fueron víctimas de una consideración discriminatoria de su producción artística, como lo fue el término “arte femenino” era delicado, limitado a lo doméstico y diferenciado del “verdadero” arte, el de los hombres. Siglo, a su vez, de respuesta femenina ante la injusticia de ser excluidas de escuelas públicas y organizaciones profesionales, crearon unas propias, como la Society of Female Artist en Londres o L’Union des Femmes Peintres et Sculpteurs en ParísAlgunos de los ejemplos más significativos son: 

  • Berthe Morisot (1841 – 1895) 
  • Suzanne Valadon (1865 – 1938)
  • Camile Claudel (1864 – 1973)
  • Maruja Mallo (1902-1995)
  • Frida Kahlo (1907-1954) 
  • Remedios Varo (1908-1963) 

Citación artística de las imágenes

  1. Venus de Wilendorf, Paleolítico (28.000-25.000 a.C.), caliza oolítica, 11x5.7 cm, Museo de Historia Natural de Viena. Imagen aquí
  2. Taller romano, Venus del tipo Medici, 75-100, mármol, 99x37 cm; 27cm fondo, (Museo Nacional del Prado, Madrid). Imagen aquí
  3. Leonardo Da Vinci, La dama del armiño, 1490, óleo y temple sobre tabla de nogal, 54.8x40.3 cm, (Museo Nacional de Cracovia, Polonia). Imagen aquí
  4. Guerrilla Girls, Do woman have to be naked to get in to the Met. Museum?, 1989, 28x71cm, (Tate Modern, Londres, Reino Unido). Imagen aquí
  5. Artemisia Gentileschi, Judith decapitando a Holofernes, 1620, óleo sobre lienzo, 199x162.5cm, (Galeria Uffizi, Florencia, Italia). Imagen aquí
  6. Maruja Mallo, La religión del trabajo, 1929, óleo sobre lienzo, 118x223 cm, (Museo Reina Sofia, Madrid, España). Imagen aquí
  7. Frida Kahlo, Autorretrato con collar de espinas, 1940, óleo sobre lienzo, 47x61cm, (Universidad de Texas, Estados Unidos). Imagen aquí 

Bibliografía

  • BARTRA.E., Frida Kahlo. Mujer, ideología y arte, Icaria Editorial, Barcelona, 1994.
  • BOZAL.V., “Sobre el tratamiento de la mujer en los inicios del siglo XX y las primeras vanguardias”, Mujeres, Los primeros diez años. 1900-1910, los orígenes del mundo contemporáneo, Visor, Madrid, 1991, pp. 61-97.
  • MAYAYO.P., Historias de Mujeres, Historias del Arte, Ediciones Cátedra, Madrid, 2003.
  • NOCHLIN.L., “Why Have There Been No Great Women Artist?”, Women, Art and Power and Other Essays, Thames and Hudson, Londres, 1989, pp.145-177.

Comentar

0

Aipatu nahi al duzu? Erregistratu o Hasi saioa

Únete a Didactalia

Navega entre 95976 recursos y 416588 personas

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Erregistratu Acceso usuarios
Didactalia-ri Gehitzea
Ayuda juegos
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Teknologiarekin GNOSS