Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

94396 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Visitas 116
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

Unidad y diversidad

Una vida humana completa podría resumirse diciendo: la unidad dentro de la diversidad. Pero es casi imposible que tan hermoso destino lo cumpla uno de nuestros contemporáneos. Tantas limitaciones se han impuesto a la vida, que hoy el hombre no pisa un terreno virgen: sus huellas se imprimen servilmente sobre las de sus predecesores y a ellas se acomodan. No vive, es decir, no crea: imita. Un hombre que natural y secretamente esté en contradicción con el orden exterior no puede conformarse con seguir en bloque el curso de lo habitual. Quien se sienta singular, cándido y sutil, busca el límpido y prístino aire paradisíaco: en el principio era... Ese hombre estaría dotado, fatalmente, del espíritu lírico. Y en efecto, solo un poeta, cuyo organismo es único por esencia, podría realizar la empresa humana a que antes aludía, y de hecho así ha ocurrido en diferentes ocasiones —Byron, por ejemplo, para no citar más que un destino deslumbrante. Mas como al mismo tiempo un poeta es lo excepcional y la sociedad actual no tolera excepciones en su férrea jaula, el poeta, a menos de ser un héroe además, no puede realizar exteriormente la curva que un invisible poder demoníaco parecía haberle asignado. Así pues, sobre su propio espíritu actúan irisadamente a lo largo de los días unidad y diversidad. Pero como esta rivalidad cotidiana necesita resolverse en acto, convirtiéndose si no en un tormento, de ahí el empleo de la palabra, instrumento posible de un acto imposible, para realizar con ella idealmente lo que de otro modo nunca adquiriría forma visible, y ello aun dentro de ciertos límites. Vivir así es, pues, un espectáculo en un cerebro. Por encima flota la cabellera, penacho de nubes oscuro o dorado, rizoso o desmayado como un humo triste.

...(accionar título para ver el contenido íntegro)


Es un contenido de la Intitución Libre de Enseñanza - Residencia de Estudiantes publicado en su portal de Revistas de la Edad de Plata

Autores:

Fecha publicación: 1.4.2014

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 94396 recursos y 240776 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite
Con la tecnología GNOSS