Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 25-01-2017).

¿Qué puedo hacer?

Planes de Lección de Didactalia

Margarita de Navarra

tipo de documento Plan de lección

  • Me gusta 1
  • Visitas 65
  • Comentarios 1
  • Acciones

Acerca de este recurso...

INFORMACIÓN DIDÁCTICA

Información curricular Materia: Historia Nivel educativo: 14-16 años/3º-4º ESO

Introducción

   Margarita de Valois, llamada de Angulema por su lugar de nacimiento (y para no confundirla con Margarita de Valois, la conocida como Reina Margot), no fue sólo reina de Navarra sino que también ostentó los títulos nobiliarios de duquesa de Alençon, duquesa de Berry, condesa de Armagnac y de Perché y los títulos sociales de teóloga, poetisa, escritora, diplomática, mecenas y protectora de las artes y las ciencias e incluso reformista religiosa, aunque esto último jamás lo llegase a admitirlo públicamente en una época convulsa entre católicos y protestantes. Intelectual renacentista, fue una de las mujeres más adelantadas a su tiempo y tuvo el honor no sólo de codearse con algunas de las figuras históricas más importantes la historia sino de, además, generar y preservar gran parte de la cultura francesa que ha llegado hasta nuestros días.

Biografía

Primeros años

   Nació en el palacio de los Valois de Angulema (actualmente desaparecido) el 11 de abril de 1492. Era la mayor de los dos hijos que tuvieron Carlos de Orleans y Luisa de Saboya. Si bien sus padres eran nobles, éstos habían sido desterrados de la corte francesa tras caer Carlos en desgracia frente al rey de Francia. A Margarita le seguiría su hermano Francisco, futuro rey Francisco I de Francia.   

   La muerte de su padre sorprendió a Luisa de Saboya cuando apenas contaba con veinte años, siendo sus hijos aún infantes. No obstante, y a pesar de las dificultades que las viudas tan jóvenes atravesaban en aquellos tiempos, Luisa consiguió que sus hijos recibiesen la misma formación en temas humanísticos con algunos de los mejores profesores de Francia. De hecho, Margarita llegó a dominar lenguas clásicas como el griego, el latín y el hebreo además de lenguas modernas como el castellano, el italiano y el alemán, sumados a su lengua materna, el francés.   

   Con doce años, Margarita y Francisco son presentados en la corte de Amboise en la que se encontraba Luis XII de Francia, familiar directo de los hermanos Valois que no había tenido descendencia masculina y se encontraba gravemente enfermo. Dado que por aquél entonce, las mujeres no podían reinar, decidió casar a su hija Claudia con Francisco que, a la muerte de Luis en 1515, se convirtiría en rey de Francia.

Primer matrimonio: Carlos de Alençon

   Tras el matrimonio de su hermano Francisco, Margarita de Angulema se convirtió en un buen partido para todas las cortes reales de Europa. Entre sus pretendientes se encontraban Enrique Tudor, futuro Enrique VIII de Inglaterra o el propio Carlos de Austria, que se convertiría en el Emperador Carlos I. Sin embargo, su mano fue a parar a Carlos, duque de Alençon, que probablemente carecía de cualquier tipo de educación humanística, completamente al contrario que Margarita. Es muy probable que la desazón que le provocaban tanto el matrimonio como su nuevo hogar la llevasen a explorar su faceta más religiosa, a la que se encomendó para hacer frente a la soledad del castillo de Alençon. Por fortuna, y como se ha dicho anteriormente, su hermano Francisco se convierte en monarca de Francia en 1515 y Margarita es reclamada en la corte.

Margarita, "reina" de Francia

   Si bien oficialmente jamás gozó de este título, las largas temporadas en la corte junto a su hermano propiciaron que, en cierto modo, ella tuviese más poder incluso que la propia reina Claudia, esposa de Francisco. Unidos tras las muchas adversidades vivida en sus respectivas infancias, Francisco depositaba en Margarita una confianza ciega, pidiéndole en todo momento consejos incluso para los asuntos más peliagudos del estado. Tal era la importancia de Margarita para su hermano que éste la eligió como diplomática a la hora de establecer relaciones con diferentes países gracias al gran manejo de los idiomas que ella poseía.   

   Esta época fue útil para Margarita de Angulema a la hora de desarrollar su vida intelectual y sus reflexiones filosóficas. Es en la corte parisina donde se rodea de un gran grupo de intelectuales que también la acompañaran en su futuro navarro, no sin ésto acarrearle algunos problemas. Y es que Margarita, junto a su corte, llegó a desarrollar unas ideas religiosas muy innovadoras y reformistas que podían confundirse fácilmente con el protestantismo, que estaba empezando a crecer en Europa. De hecho, la propia Sorbona vigiló muy de cerca a este grupo y quiso acusarles de herejía, lo cual jamás de produjo gracias a la protección del rey hacia su propia hermana.

Segundo matrimonio: Enrique de Navarra

   El año 1525 fue nefasto para la corte francesa. Tras muchos enfrentamientos con el Emperador Carlos, Francisco I encontró su gran derrota en la Batalla de Pavía, tras la cual fue capturado y llevado hasta Madrid. En esa misma batalla moriría, además, Carlos de Alençon, marido de Margarita de Angulema. Viuda y sin su hermano, Margarita comenzó una serie de reuniones con el emperador, desplazándose ella misma hasta Madrid para negociar la liberación del rey de Francia, que finalmente se produjo aunque con unas condiciones devastadoras para su reino.   

   Tras el regreso de Francisco, éste le propuso a Margarita tomar como esposo a Enrique II de Albret, rey de la poca Navarra que anteriormente Fernando II de Aragón, Fernando el Católico, le había dejado. Y es que de aquella espléndida Navarra ya sólo quedaban los territorios al norte de los Pirineos, que comprendían el Béarn y otras tierras segregadas, con capital en Pau. En 1527 se produce, pues, el tan esperado matrimonio, del que nacerían Juan (1528-1530) y Juana, nacida en 1529 y que se convertiría en la reina de Navarra Juana de Albret, madre de Enrique IV, primer rey Borbón de Francia.   

   En esta nueva corte de Pau, Margarita volvió a rodearse de intelectuales contemporáneos que abarcaban todo tipo de artes y ciencias pero que sin duda serían reconocidos por hacerle frente a la religión católica y a lo que ellos concebían que estaba desfasado.

Reformismo religioso

   Es necesario destacar que Margarita de Navarra fue, en primer momento, gran defensora de aquellos movimientos religiosos cercanos al calvinismo y luteranismo. Desde 1523 realizó diversas acciones que así lo constataban, como la liberación de su gran amigo y poeta Clément Marot, conocido no sólo por sus textos sino también por pasar largas temporadas encarcelado por la Sorbona y la Inquisición. De hecho, el propio Calvino estuvo refugiado en su castillo de Pau cuando era perseguido en el resto de cortes. Durante diez años defendió ante su propio hermano la libertad de expresión religiosa hasta que en noviembre de 1534 se produjo el Affaire des Placards: una serie de pasquines contra la eucaristía aparecieron clavados en las puertas de las iglesias y de todas las calles de París, por lo que Francisco I se vio obligado que condenar a la hoguera a los luteranos sospechosos de aquel incidente y amenazar al resto de herejes con la muerte. Estas decisiones también fueron polémicas en su propia corte ya que algunos nobles, como Anne de Montmorency, acusaron a la propia Margarita de herejía, por lo que ésta se vio obligada a esconder sus sentimientos religiosos. 

El Heptamerón

   Consecuencia inevitable de todos estos acontecimientos fue el Heptamerón, obra cumbre de Margarita de Navarra al estilo del Decamerón de Boccaccio e inspirado en las Cent Nouvelles nouvelles. No obstante, esta obra posee notables diferencias con respecto a la del italiano, como la historia principal de los personajes que cuentan las diferentes historias o la tendencia claramente a favor de las mujeres en las moralejas finales.    

   El marco literario de las narraciones sigue la historia de unos nobles (basados en personalidades reales de la época de Margarita, incluyendo a la propia Margarita y a su madre, Luisa, a veces con sus nombres reales y, a veces, con pseudónimos) refugiándose de una gran tormenta desatada en los Pirineos que cuentan historias para entretenerse mientras están incomunicados. SI bien la temática de las historias suele girar entorno al amor en todas sus vertientes, también encontramos fuertes críticas a temas, por ejemplo, religiosos y la exaltación de lo que ella denomina la virtud.    

   Por desgracia, Esta recopilación fue publicada en 1558, un año después de la muerte de su autora, por lo que Margarita jamás pudo apreciar lo que el Heptamerón significó para la literatura y la sociedad francesas.

Últimos años

   La muerte en 1545 de Francisco I dejó a Margarita tan hundida que pasaría todo el resto de su vida en duelo, teniendo que retirarse incluso al convento de Tusson para aliviar su alma. A este disgusto se le unió el del matrimonio de su hija Juana con Antonio de Borbón, familia que históricamente había estado enfrentada con los Valois. Obsesionada con la idea de la muerte, a la que temía a pesar de sus creencias religiosas, falleció finalmente el 12 de diciembre de 1549. Pese a haber pasado parte de su vida defendiendo a los calvinistas, Margarita nunca se convirtió a dicha fe y fue enterrada en la catedral de Lescar, en Pau. Su epitafio, que jamás llegó a ser grabado en su lápida, reza lo siguiente:

Musarum decima et Charitum quarta, inclyta regum et soror et coniux, Margaris illa iacet.

(Décima de las Musas y cuarta de las Gracias, ilustre de reyes hermana al par que esposa, la que fue Margarita aquí yace)

Para saber más

Vida de Margarita de Angulema, reina de Navarra. Gobierno de Navarra (consultado el 09/01/2019)

La margarita que coleccionaba pétalos. Nos vemos los jueves (consultado el 09/01/2019)

MÚGICA, M., Margarita de Angulema. Una princesa del Renacimiento. Colección "Personajes navarros", 2016. Gobierno de Navarra.

PARA AMPLIAR

Europa en tiempos de Carlos V

Comentar

1

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Buen material educativo. Enhorabuena Estela y ¡gracias por compartirlo en Didactalia!

Únete a Didactalia

Navega entre 95673 recursos y 388960 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

Calmar la Educación es transformar la Educación

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Con la tecnología GNOSS

    AVISO DE PRIVACIDAD

    En DIDACTALIA tu privacidad es lo más importante para nosotros. Hemos modificado nuestra política de privacidad.

    Para poder seguir utilizando nuestros servicios debes leer y aceptar nuestra política.