Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

94396 materialEducativo

textoFiltroFicha

La ciudad Victoriana

tipo de documento Vídeo

  • Me gusta 0
  • Reproducciones 189
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

El Londres victoriano era la ciudad más importante y populosa de Europa, con más de 4 millones de habitanes a finales del siglo XIX, 3 millones más que a principios de siglo. La Revolución Industrial es el detonante principal para este rápido desarrollo y crecimiento de la ciudad, aunque para mucha gente, el desarrollo industrial no mejoró las condiciones de vida.



El Londres victoriano era la ciudad más grande y espectacular del mundo en su época.

En plena Revolución Industrial, la ciudad y sus habitantes experimentaron tanto sus beneficios como sus desventajas. Londres era una ciudad inmensa, que había crecido de forma muy rápida desde el millón de personas que la poblaban en 1800 hasta los 4 millones y medio a finales de la centuria. La creación de la comunicación por ferrocarril en 1838 aceleró el proceso de desplazamiento de miles de personas hacia la capital.

Las nuevas necesidades económicas hacían necesario el establecimiento de áreas dedicadas a la industria o al comercio a larga distancia. Al mismo tiempo, la abundante mano de obra que cada año se desplazaba a vivir en la ciudad hacía que Londres creciera de manera rápida y desordenada. Así, junto a zonas lujosas como las calles Oxford o Regent, que prolongaban la ciudad hacia el oeste, nuevos muelles servían de punto de intercambio comercial para las mercancías llegadas de todo el mundo.

Tan descomunal crecimiento y el hecho de convertirse en el eje del comercio mundial, convirtieron a Londres en una ciudad con grandes áreas en las que predominaban la miseria y la inmundicia, como reflejó espléndidamente Dickens en sus novelas.

El desarrollo industrial no mejoró de manera inmediata las condiciones de vida de sus habitantes. Hasta la segunda mitad del siglo XIX, los residentes tenían que beber agua recogida directamente del Támesis, en tramos cercanos a las alcantarillas de la ciudad. Varios brotes de cólera ocurridos a lo largo del siglo XIX, junto con el denominado Gran Hedor de 1858, que motivó una interrupción de las actividades del Parlamento, movieron a la población a pedir obras de acondicionamiento y mejora.

Después de 1832, los coches de alquiler fueron gradualmente reemplazados por el omnibus, que permitía mayor carga de pasajeros y facilidad en el transporte.

Para permitir albergar a una mayor cantidad de población en un espacio económicamente más valioso y escaso, los edificios fueron ganando altura y construidos más próximos entre sí. Al mismo tiempo, las viviendas más populares vieron reducido su tamaño, cobijando en su interior a un mayor número de personas.

Las zonas burguesas, por el contrario, contaban con mejores infraestructuras urbanas y planificación, siendo común en ellas la existencia de parques, escuelas y edificios de bella factura, representativos de la pujanza económica, política y cultural de una clase social en pleno momento de auge.""

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en Español".

Para obtener más recursos educativos consulta el índice y el buscador facetado de Didactalia.

Autores:

Fecha publicación: 22.4.2013

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 94396 recursos y 240793 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite
Con la tecnología GNOSS