Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

94391 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Reproducciones 213
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

La arquitectura del siglo XIX rompe con el neoclasicismo y se imponen nuevos estilos, como el neogótico, el neobarroco y las nuevas construcciones en hierro, vidrio o acero.

Algunos de los edificios más destacados son el Parlamento de Londres, la Ópera de París, el Crystal Palace y la Torre Eiffel por encima de todos ellos.



En un claro enfrentamiento con el Neoclasicismo, a partir de 1830 se impone el goticismo en la arquitectura europea. El edificio más importante en este estilo es el Parlamento de Londres, reconstruido entre 1840 y 1865 por los arquitectos Barry y Pugin. En Francia será Viollet-le-Duc el principal promotor del neogoticismo, edificándose hacia 1850 en este estilo más de 100 iglesias entre las que destaca la de Santa Clotilde en París.
El desconcierto que trajo consigo la pugna entre clasicistas y medievalistas provocó la aparición de otros estilos historicistas, entre los que destaca el neobarroco, que tiene en la Opera de París de Garnier su edificio más representativo.
Pero la principal novedad arquitectónica del siglo XIX la encontramos en la aparición de nuevos materiales como el hierro, el hormigón, el vidrio o el acero. Gran Bretaña se sitúa a la cabeza construyendo numerosos puentes de hierro como el de Clifton sobre el río Avon realizado por Brunel en 1836. En Francia destaca la personalidad de Henri Labrouste, quien utiliza el hierro con fines estructurales en la sala de lectura de la Biblioteca de Sainte-Geneviève, sosteniendo 16 ligeras columnas las bóvedas esféricas a 9 metros de altura. La combinación de hierro y vidrio tiene en el Crystal Palace de Joseph Paxton su obra más importante. Tomando como referencia los invernaderos, proyectó un grandioso pabellón que ocupaba nada menos que 8 hectáreas. En este espacio se desarrolló la Primera Exposición Universal, evento que se repetiría en numerosas ocasiones a lo largo del siglo y que tiene su hito más importante en la de París de 1889. La espectacular Torre Eiffel fue levantada con motivo de esta muestra, alcanzando los 320 metros de altura.
La renovación definitiva de la arquitectura decimonónica se producirá en el seno de la sociedad norteamericana. La escuela de Chicago se sitúa a la vanguardia internacional con sus espectaculares rascacielos como el Edificio Tacoma, levantado por Holabird y Roche en 1889, la primera torre soportada por estructura férrea.

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en ESpañol".

Para obtener más recursos educativos consulta el índice y el buscador facetado de Didactalia.

Autores:

Fecha publicación: 10.4.2013

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 94391 recursos y 240457 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite
Con la tecnología GNOSS