Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 25-01-2017).

¿Qué puedo hacer?

94960 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Reproducciones 458
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

Con la caída del Imperio Romano se desarrollan numerosos reinos e imperios en los territorios que controlaba Roma. Bizancio es la heredera de Roma y bajo el reinado de Justiniano recupera buena parte de los territorios romanos. Ostrogos, francos, suevos, vándalos o visigodos son otros pueblos asentados sobre antiguos territorios romanos. A partir del siglo VII, el mundo musulmán se expande desde Arabia y llega hasta la Península Ibérica. Como contra partida a esta expansión, Carlomagno desarrolla un importante imperio.



A mediados del siglo VI, durante el reinado de Justiniano, el Imperio Bizantino comienza su gran expansión por el Mediterráneo. Así, pasará a controlar las islas de Sicilia, Cerdeña y Córcega, algunas grandes regiones de Italia y el antiguo reino vándalo en el norte de Africa. En la península Ibérica, la expansión bizantina le lleva a asentarse en las Baleares y una amplia franja en el sur. Además de los bizantinos, en Europa otros pueblos dominan grandes territorios, como los ostrogodos, asentados en Italia, o los francos, en Francia y parte de Centroeuropa. En la Península Ibérica, el reino de los suevos se ubica en el noroeste, mientras el reino visigodo de Toledo resiste la amenaza bizantina. Este panorama cambiará de manera radical dos siglos más tarde. La expansión musulmana desde Arabia consigue reducir de manera considerable la extensión del Imperio bizantino, mientras que, en la Península Ibérica, los reinos suevo y visigodo han desaparecido definitivamente, quedando sólo algunos reductos cristianos en el área norte. Como contrapeso a la expansión islámica, un nuevo poder comienza a surgir en este momento, el reino franco de Carlomagno. Este conseguirá ampliar sus dominios anteriores y expandirse por el Europa oriental e Italia, creando a lo largo de los Pirineos la Marca Hispánica, un área defensiva contra el empuje musulmán.

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en ESpañol".

Para obtener más recursos educativos consulta el índice y el buscador facetado de Didactalia.

Autores:

Fecha publicación: 10.4.2013

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 94960 recursos y 333365 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Con la tecnología GNOSS