Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 25-01-2017).

¿Qué puedo hacer?

72563 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 1
  • Visitas 49
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

El Prado propone una selección de 15 obras maestras para quien solo dispone de una hora para recorrerlo. Un total de 14 pinturas y un grupo escultórico cada una con una completa ficha en El prado en la web. Las obras propuestas son las siguientes:

  1. La Crucifixión, Juan de Flandes (1509-1519). Sala 057
  2. El caballero de la mano en el pecho, El Greco (Hacia 1580): Sala 008B
  3. Las meninas, Diego Velázquez, (1656). Sala 012
  4. El sueño de Jacob, José de Ribera (1639). Sala 009
  5. Los fusilamientos, Francisco de Goya (1814). Sala 064
  6. La anunciación, Fra Angelico (1425-1426). Sala 56B
  7. El cardenal, Rafael (1510-1511). Sala 049
  8. Carlos V en la Batalla de Mühlberg, Tiziano (1548). Sala 027
  9. La Inmaculada Concepción, Giambattista Tiepolo (1767-1769). Sala 019
  10. El descendimiento, Rogier van der Weyden (1443). Sala 058
  11. Tríptico del jardín de las delicias, El Bosco (1490-1500). Sala 056A
  12. Las tres gracias, Rubbens (1630-1635). Sala 029
  13. Autorretrato, Alberto Durero (1498). Sala 055B
  14. Judit en el banquete de Holofernes (antes Artemisa), Rembrandt (1634). Sala 076
  15. Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso, Escuela de Pasiteles (Año 10 a.C). Sala 071

Acciona cada una de las imágenes de las obras que se presentan a continuación para ver la ficha del museo de cada una.

1. La Crucifixión, Juan de Flandes (1509-1519). Sala 057
1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

La obra, óleo sobre tabla, fue realizada para el retablo mayor de la catedral de Palencia, una de las ciudades en que Juan de Flandes estuvo activo tras la muerte de la reina Isabel la Católica, al servicio de la cual había estado. Vía wikipedia

 

La escena representa la Crucifixión de Cristo. Es una imagen que presenta una gran monumentalidad y una gran originalidad en la composición. Se advierten ya ciertas influencias del arte italiano, sobre todo de Mantegna. Reduce considerablemente el número de personajes y tiene un punto de vista bajo debido a su colocación.  Ver el comentarío íntegro en https://www.cromacultura.com.

2. El caballero de la mano en el pecho, El Greco (Hacia 1580): Sala 008B1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

El arte del retrato tiene en el cuadro que nos ocupa uno de sus máximos exponentes. Perteneciente a una serie de retratos que pintó El Greco entre los años 1570 y 1580, El caballero de la mano en el pecho es sin duda el más destacado, no solo ya por la maestría de la que hace gala, sino también por el halo misterioso que lo rodea. El personaje no es el único desconocido de la serie, pero si el único que, originariamente, se nos aparece sobre un fondo negro y con un gesto que enseguida capta nuestra atención: tiene la mano tocándose el pecho. 

El pintor hace énfasis en la mano y en el rostro, iluminándolos sobre un fondo casi negro y estableciendo así un lazo con el observador; con la profunda mirada, nos trasmite tristeza y desasosiego, con la mano, sinceridad, el desánimo le mana de dentro. Desde un punto de vista más pragmático, la mano, cuya peculiar colocación de los dedos es característica de El Greco, representa simplemente el juramento de su condición de caballero.
Ver análisis íntegro de http://www.arteselecto.es

3. Las meninas, Diego Velázquez, (1656). Sala 0121 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

Las Meninas es la obra más famosa de Velázquez. Fue pintada por el genial artista sevillano en 1656, según Antonio Palomino, fecha bastante razonable si tenemos en cuenta que la infanta Margarita nació el 12 de julio de 1651 y aparenta unos cinco años de edad. Sin embargo, Velázquez aparece con la Cruz de la Orden de Santiago en su pecho, honor que consiguió en 1659. La mayoría de los expertos coinciden en que la cruz fue pintada por el artista cuando recibió la distinción, apuntándose incluso a que fue el propio Felipe IV quien lo hizo. Representa la familia del este rey, con las infantas y el propio Velázquez en primer plano, los reyes aparecen reflejados en el espejo. La figura de la puerta es el aposentador José Nieto.

Ver vídeo de la obra de ArteHistoria

4. El sueño de Jacob, José de Ribera (1639). Sala 009
1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

Ribera representa de manera perfecta el episodio del Génesis en el que Jacob, camino de Jarán, vio en su sueño una escalera celestial por la que subían y bajaban ángeles. El maestro ha situado al patriarca, sumido en un profundo sueño, de la manera más realista posible. De hecho, casi no puede observarse la escalera celestial, insinuada por la luz fuerte y clara que ilumina el rostro de Jacob. Aquí radicaría la originalidad de la escena. Ver análisis íntegro de ArteHistoria.

5. Los fusilamientos, Francisco de Goya (1814). Sala 064
1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

En 1814, una vez finalizada la Guerra de la Independencia, Goya pinta este lienzo por encargo de la Regencia. El pintor nos presenta la culminación del episodio ocurrido el día anterior, cuando los madrileños se sublevan contra las tropas francesas que ocupaban la capital; ahora vemos cuales son las consecuencias de aquella feroz resistencia. El modo de componer la escena determina las características de los dos grupos protagonistas: por un lado los ejecutados, ofreciendo su cara al espectador y al grupo de los verdugos, rostros vulgares, atemorizados y desesperados, en toda una galería de retratos del miedo que Goya nos ofrece. Ver vídeo de la obra de ArteHistoria

6. La anunciación, Fra Angelico (1425-1426). Sala 56B1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

El tema principal, la Anunciación del arcángel Gabriel a la Virgen María, se completa con las escenitas del banco o predela, otra tabla más estrecha situada debajo del tema principal. Estas escenas son, por orden de lectura, el Nacimiento de María, sus desposorios con José, la Visitación a Santa Ana, la Epifanía de Jesús, la Purificación y el Tránsito del alma de María tras su muerte. En esta última escena es de destacar cómo su hijo, Jesucristo, recoge desde el cielo el alma de la madre, que asciende. En la tabla principal se puede contemplar junto a la Anunciación una escena secundaria, que muestra el momento de la expulsión de Adán y Eva del paraíso. Las dos escenas se conjugan fingiendo que Adán y Eva se encuentran en el exterior del mismo ámbito, en el jardín al que se abre el pórtico donde la Virgen recibe al arcángel. Esto es un recurso que utiliza el fraile para simbolizar el pecado original cometido por Adán y Eva, y su redención en la tierra, que es la encarnación de Cristo en María. Así nos cuenta simultáneamente el principio y el final del Antiguo Testamento, al tiempo que anuncia el Tiempo Nuevo, tras la venida de Dios a la tierra. Fra Angelico establece una jerarquía de tamaños para establecer un orden temporal: las figuras más pequeñas -Adán y Eva- son las más remotas en el tiempo; las mayores son las más cercanas al cristiano, así como las más importantes en la acción. Ver análisis íntegro de ArteHistoria.

7. El cardenal, Rafael (1510-1511). Sala 0491 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

Rafael realiza con este retrato el inquietante reflejo de una personalidad sibilina de su tiempo. La osadía del pintor le lleva a mostrar la mirada calculadora y astuta de uno de los más poderosos personajes de la Corte vaticana, que regía en aquellos años como una auténtica Corte mundana, que intervenía en todos los asuntos del resto de Europa (motivo que llevó a Carlos I a tomar y saquear la ciudad santa, como un enemigo político más). Rafael pone aquí lo mejor de su arte retratístico en una figura tomada de medio cuerpo, destacada sobre un fondo neutro que resalta el rojo de la seda que conforma sus vestidos. El rojo a su vez realza la suave carnación de manos y rostro, que sorprende por su dureza y lejanía hacia el espectador. Extraído de ArteHistoria.

8. Carlos V en la Batalla de Mühlberg, Tiziano (1548). Sala 0271 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

El artista veneciano representa al emperador de Alemania y rey de España, Carlos I, como triunfador en la Batalla de Mühlberg sobre la Liga de Smalkalda (24 de abril de 1547), acaecida un año antes de que se pintara la obra. Es un cuadro de extraordinario valor histórico y que ejerció gran influencia en la época barroca. En él, podemos observar al rey montando un caballo de raza española, cubierto por un bello manto de terciopelo y raso color carmesí, mientras Carlos porta atuendos propios de la caballería ligera, con media pica que recuerda a San Jorge, quien según la leyenda mató a un dragón (bestia asociada a la herejía) y pistola de rueda. A su vez se cubre con una armadura, que por su precisión y detallismo se puede fechar en modelos de 1545 realizados por Desiderius Colman. Dicha armadura labrada en oro y plata, es una valiosa pieza que aun hoy se conserva en la Real Armería del Palacio Real de Madrid. En el centro de la parte delantera del peto, se puede observar la imagen de la Virgen con el Niño, iconografía habitual en las armaduras del emperador a partir de 1531. Ver comentario íntegro de Enrique Valdearcos Guerrero.

9. La Inmaculada Concepción, Giambattista Tiepolo (1767-1769). Sala 0191 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

Fue elaborada para uno de los altares laterales de la iglesia del convento de San Pascual en Aranjuez. El encargo, realizado tras finalizar la decoración de los techos del Palacio Real, constaba de siete lienzos, entre los que destacan también San Pascual Bailón y San Antonio de Papua. Sigue las pautas del Barroco italiano de finales del siglo XVIII.La Virgen se sitúa en el centro, sobre la bola del mundo, pisando la serpiente que simboliza el mal. A su alrededor, aparecen ángeles y querubines y, en la parte superior, está la paloma del Espíritu Santo. El estudio de la luz y el tono sepia dan al cuadro sensación de sobrenaturalidad. Ver más información en https://www.arteespana.com

10. El descendimiento, Rogier van der Weyden (1443). Sala 0581 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

11. Tríptico del jardín de las delicias, El Bosco (1490-1500). Sala 056A

1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

12. Las tres gracias, Rubbens (1630-1635). Sala 0291 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

13. Autorretrato, Alberto Durero (1498). Sala 055B1 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

14. Judit en el banquete de Holofernes (antes Artemisa), Rembrandt (1634). Sala 0761 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

15. Orestes y Pílades o Grupo de San Ildefonso, Escuela de Pasiteles (Año 10 a.C). Sala 0711 hora en el Museo - Museo Nacional del Prado

 

Autores:

Fecha publicación: 8.8.2018

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 72563 recursos y 366421 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Con la tecnología GNOSS

    AVISO DE PRIVACIDAD

    En DIDACTALIA tu privacidad es lo más importante para nosotros. Hemos modificado nuestra política de privacidad.

    Para poder seguir utilizando nuestros servicios debes leer y aceptar nuestra política.