Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 20-05-2019).

96347 materialEducativo

textoFiltroFicha

REHABILITACIÓN DE LAS DEFORMIDADES DEL PIE

tipo de documento Educação física - Texto/Artigo

  • Eu curto 2
  • Visitas 414
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Sobre este recurso...

INTRODUCCIÓN

Desde el surgimiento de la figura humana, desde la antigüedad adoraban a los dioses de la belleza masculina y femenina, no es hasta 1681 que Borreli sugirió que la primera de las medicinas debió ser el movimiento.

En 1813 surge la Gimnasia Terapéutica creada por el sueco Ling, que se a desarrollado a través de la vida en dependencia de los adelantos de la ciencia y la técnica. En la actualidad, la Cultura Física es una ciencia que tiene como propósito de restablecer y reincorporar al hombre a la sociedad, además de poder precaver y prevenir cualquier dolencia que afecte tanto la salud como a la estética del cuerpo humano, por ser estas de gran importancia en el desarrollo multifacético del individuo.

 

En la postura que adoptamos para desplazarnos, sentarnos, pararnos, acostarnos, en fin para andar por la vida, es donde descansa gran parte de la estética de nuestro cuerpo. A esta postura, aparte de lo estético, se le dan valores sociales, económicos e higiénicos; cuando las personas tienen buenas posturas tienen mejor apariencia en la higiene del cuerpo.

 

Se ha valorado de las consecuencias perjudiciales que tiene para la salud tanto física como psíquica, las malas posturas, ya que el organismo es un todo único. Pero no se ha abordado lo suficiente la influencia de las posturas que adoptamos en la actividad social sobre el organismo.

 

El hombre para desarrollar de manera eficiente todo el conjunto de actividades  cotidianas laborales e intelectuales, entre otras, ha de aprovechar al máximo las posibilidades morfofuncionales, como el más alto representante de la escala evolutiva. Sin embargo, existen muchos factores que afectan sus potencialidades y producen limitaciones que pudieran ser corregidas en el momento adecuado si fueran sometidas a estudios y tratamientos que por su costo para la sociedad resultan insignificantes en  relación a su posterior contribución social e individual.

Las deformaciones posturales son consecuencia de una de las situaciones siguientes:

  • El peso corporal es normal pero las estructuras que les suministran apoyo no son normales.
  • Las estructuras son normales pero el peso corporal que soporta es excesivo.

Normalmente la columna vertebral y las extremidades inferiores son las únicas partes que deben soportar estos pesos y por ende las más predispuestas a las afecciones posturales. En la adolescencia y la edad adulta el cuerpo se hace más pesado y el individuo  a  menudo desempeña una actividad que requiere una prolongada posición sentada o de pie, entonces cualquier deformación postural que se halla iniciado en la niñez tiende a agravarse y a originar sintomatología.  Si se le descubre tempranamente y se le trata de forma adecuada, puede corregirse por lo general previendo así la incapacidad que de otro modo determinaría.

Si una estructura del sistema humano merece una atención especial es el pie, la sustentación y los compromisos contraídos con la evolución han determinado que la verticalidad y la conducta bípeda condicionen los cambios en la conformación músculo-esquelético del extremo distal del hombre.

 

El pie humano se ha especializado, en términos generales para la práctica de dos funciones diferentes:

  • En la bipedestación, debe procurar un apoyo estable al peso del cuerpo, en su función pasiva, es decir su equilibrio.
  • En la deambulación, además de servir de soporte al peso del cuerpo debe procurar una acción de muelle o de palanca, que permita al cuerpo su propulsión hacia delante, en función activa.

Esto se cumple plenamente por la disposición arquitectónica de los huesos pequeños y elásticos, de naturaleza esponjosa, unida en forma de una serie de arcos y que son esenciales para cada una de las contracciones musculares, funcionales, siendo mayor su importancia en la propulsión que en el equilibrio.

Los arcos del pie están presentes en el momento del nacimiento, cuando el esqueleto cartilaginoso del mismo ha adoptado una disposición arqueada. Cuando el niño empieza a apoyar el peso puede observarse que el pie se aplana y no desarrolla durante varios años el arco que persiste durante la carga. Si no llegan a desarrollarse en el niño los músculos tibiales, los arcos originales del pie se aplanan por la carga y nunca llegan a restablecerse, como sucede en las formas congénitas de pie plano.

La higiene escolar descubre las irregularidades que rigen la interrelación del organismo del niño con el medio y sobre esta base se confeccionan las normas y exigencias que permiten crear las condiciones óptimas para el desarrollo y crecimiento infantil.

La recalificación del personal encargado del desarrollo de niños, atletas entre otros, han de logra disminuir la mortalidad y la morbilidad infantil. No solo aspiramos a que vivan más niños y a que estén exentos de las terribles enfermedades y padecimientos que han azotado a la humanidad, sino que trabajamos para que estos vivan mejor y más felices. Para esto se hace necesario atender al perfeccionamiento de la asistencia médica y la recalificación; para garantizar un pueblo saludable, como lo es Cuba, depende del trabajo de todos los factores y organizaciones de nuestras comunidades, con una activa participación social en las soluciones de los problemas, motivo por el cual se trabaja desde la dirección nacional hasta la base con el objetivo de logra un movimiento por la salud o comunidades saludables.

Muchas son las acciones desarrolladas por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud Pública tanto en la escuela como en la comunidad, a pesar del trabajo desarrollado, aún existen insuficiencias con respecto al carácter comunitario y en especial el relacionado a la educación postural. Muestra de ello son los resultados de la realizada investigación en el proyecto: “Estudio comunitario de las deformaciones posturales en escolares del territorio tunero”, la cual detectó que 7 de cada 10 infantes muestran alteraciones o deformidades podálicas, con prevalencía de pie cavo, y existe un 30% de relación entre las deformaciones de columna-pie.

Existe una amplia gama de programas a nivel nacional para el tratamiento mediante la Gimnasia Terapéutica de las deformidades posturales, sin embargo, no tenemos referencia de programas dirigidos al tratamiento de los pies cavos.

Es por ello que la presente investigación contribuye a enfrentar el siguiente problema.  El alto porcentaje de escolares de tercero y cuarto grado del semi-internado “Toma de Las Tunas” que manifiestan la deformación podálica. Objeto  de  la  investigación proceso docente–educativo, de tercero y cuarto grado en la Educación Física Terapéutica de la primaria “Toma de Las Tunas”. El objetivo del trabajo es la: Aplicación de un conjunto de ejercicios de la Cultura Física Terapéutica para el tratamiento de pie cavo, cuyo diseño se sustenta en un modelo pedagógico que utiliza como elemento central la metodología de la Educación Física Terapéutica en función de la rehabilitación  del escolar de la enseñanza primaria.

Tareas

  •   Diagnosticar el estado actual del problema.
  •   Elaborar un modelo pedagógico para el diseño del conjunto de ejercicios de la 

       Educación Física Terapéutica.

  •   Seleccionar el conjunto de ejercicios del Programa de la Cultura Física

       Terapéutica.

  •   Aplicar el conjunto de ejercicios a los niños de 3ro y 4to grado con deformidad

       podálica. 

  •   Determinar la influencia del conjunto de ejercicios de la Educación Física

       Terapéutica para el tratamiento del pie cavo.

Campo de acción el sistema de objetivos, contenidos y sistema evaluativo del programa de Educación Física Terapéutica primario para el tratamiento de los pies cavos.

En la actualidad es de gran importancia la necesidad de elaborar un estudio sobre las deformaciones podálicas. La necesidad de elaborar un conjunto de ejercicios de Educación Física Terapéutica dirigido al tratamiento de escolares primarios portadores de la deformidad podálica denominada pie cavo. Y el poco conocimiento que se tiene y su influencia en el desarrollo osteomuscular del niño.

DESARROLLO

Es de interés exponer, la importancia del cuidado del pie a partir de su concepción como base general de sustentación y abordar su significación en la función de apoyo.

¿Cómo fuimos en el pasado? la mayoría de los científicos utilizando de los avances de la Antropología, la Anatomía Comparada, la Filosofía y la Ortopedia, entre otras ciencias y con las más recientes investigaciones antropométricas, han expuesto y afirmado la teoría de que el hombre es producto de un largo proceso evolutivo, quedando evidenciado que el trabajo fue un factor fundamental en estas trasformaciones.

Se ha valorado de la importancia de las manos y sus cambios estructurales que le  permitió al hombre ubicarse en la evolución en el punto culminante donde se encuentra, pero somos del criterio que para que se originaran los cambios estructurales de la cintura escapular o superior, que permitiera la gran libertad de movimientos en el bloque apendicular superior a partir de la articulación escápula-humeral y fundamentalmente de la organización esquelética, articular y muscular de la mano que le permite esa gran movilidad, tuvieron que originarse unas secuencias de cambios estructurales como.

  1. La estructuración de la articulación atlanto-occipital, que permitió nuevos movimientos y la conducta espacial de la cabeza sobre el cuello.
  2. La conformación de las curvaturas mecano compensantes de la columna vertebral. Esto permitió que la misma constituyera el centro organizativo del sistema y elemento indispensable en la sustentación, verticalidad y distribución del peso corporal.
  3. El desarrollo del sector resorte bípedo y la conformación de la cintura inferior o pélvica. Este  permitió la conformación de la base intermedia de sustentación y la estructuración del ángulo de resorte bípedo que originó en buen grado la bipedestación estable, conformando una base para la columna que sustenta el sistema y la perfecta organización de la articulación coxo-femoral.
  4. El desarrollo del sistema nervioso central (SNC). Posibilitó la relación neuromuscular fundamental para el desarrollo de la motricidad además de la aparición del pensamiento y el lenguaje articulado.
  5. La conformación cupular del pie. Aspecto en el que se hará referencia posteriormente.

Es conocido por todos que el desarrollo y evolución del hombre se manifiesta en el orden de la filogenia y la ontogenia.

En la filogenia a través de los cambios originados en la especie desde su origen y en la ontogenia por los cambios sucesivos desde su formación embrionaria hasta su muerte, es importante destacar que los cambios estructurales y funcionales más significativos se originan hasta los 20 años y del cual se hará referencias a uno de ellos ya que todos los estudios realizados hasta la fecha desarrollados por diferentes  investigaciones espaciales han permitido tener un amplio conocimiento del pie como base general de sustentación así como de sus modificaciones, teniendo como premisas.

  • Los estudios de consolidación y maduración ósea.
  • El crecimiento trasversal y longitudinal principalmente en los huesos diafisiarios.

Si se analiza la estructura del pie desde el punto de vista anatómico y biomecánico se puede plantear que es una de las más perfectas obras ingenieras y arquitectónicas de la evolución humana.

Como se puede apreciar el esqueleto, del pie esta conformado por un complejo sistema o conjunto óseo y además por un complejo sistema articular y muscular, estos conocimientos fueron aportados desde el pasado por eminentes científicos como Lisfranc y Chopart.

Si se analiza el conjunto esquelético, articular y muscular de los pies se podrá apreciar que es extremadamente complejo: Su conjunto esquelético.

Su conjunto articular. Constituidos por las siguientes articulaciones:

  1. Tibio-peroné-astragalina. (Talocrural)
  2. Astragalocalcánea. (Subtalar)
  3. Astragalocalacánea escafoidea. (Talocalcánea-navicular)
  4. Calcáneo-cuboidea.
  5. Cuneo-navicular.
  6. Tarso-metatarsianas.
  7. Intermetatarsianas.
  8. Metatarso-falángicas.
  9. Interfalángicas.

En este complejo sistema articular encontramos un complejo sistema de ligamentos entre los que podemos encontrar:

  1. Medial.
  2. Talofibular.
  3. Calcaneofibular.
  4. Talonavicular.
  5. Talocalcáneo.
  6. Tarsometatarsiano y plantar entre otros.

Además se encuentra un conjunto muscular que entre los que sobresale:

Extensores y flexores de los dedos y del dedo grueso.

  1. Abductores del dedo grueso.
  2. Cuadrado plantar.
  3. Lumbricales.
  4. Interóseos plantares.
  5. Tríceps sural.
  6. La aponeurosis plantar, entre otros  más.

A partir de la configuración del pie el hombre se ha clasificado dentro del grupo de los plantígrados, pero cuando se observa detalladamente su estructura se ha tenido que ubicar en el subgrupo denominado cupulígrado.

La sustentación y los compromisos contraídos con la evolución han determinado que la verticalidad y la conducta bípeda estable, condicionan esta estructura que esta determinada por.

  1. Una rotación (supinación del talus) que se eleva originando una angulación.
  2. Por los músculos y ligamentos que actúan sosteniendo la estructura.

En la literatura revisada se aprecia que Kapandji, 1983; Prives, 1980; Titlel, 1989; Á. Cambra, 1992; M. Páez, 1990; Hamilton, 1991; Mendelevich, 1990 y H. Corvo, 1991 coinciden en el planteamiento de la estructura cúpular del pie. Al comparar los estudios del doctor Hernández Corvo y el ruso I. A. Mendelevich, coinciden ambos en la estructura funcional, es decir el análisis del mecanismo cúpular mostró que esta cúpula se apoya en tres puntos, la cabeza del primer metatarsiano (1), la cabeza del quinto metatarsiano (2) y el calcáneo (3), organizándose tres arcos funcionales; el longitudinal  interno o mayor con un carácter propulsor, el longitudinal externo o menor con un  carácter de soporte del peso corporal y el transverso con un carácter estabilizador.

La observación detenida del esqueleto del pie y su relación muscular dentro de un formato cúpular con radiales de curvatura que ajustan esta cúpula, la  supinación del astrágalo  y  las acciones a que se somete el pie así como la practica de ejercicios entre sus funciones están las de distribuir las cargas del peso corporal y la de amortiguar el impacto durante la marcha y la carrera,  las reacciones frente a la carga tipifican esta condición de cúpula elevándose (disminución del radio angular) para asimilar el peso logrando su propulsión acelerada después.

Cuando esta estructura sufre grandes alteraciones por una formación congénita o un inadecuado uso o no del calzado, más la intensidad de la carga y las fuerzas que actúan, hace que se originen modificaciones como: el aumento del arco interno del pie y una disminución del transversal, en el cual ocurre la elongación del músculo tríceps sural, acortamiento de los extensores de los dedos de los pies, contracción de la aponeurosis plantar, el calcáneo se desplazan hacia delante y el astrágalo se dorsiflexiona, las cuales ocasionan la afección podálica del Pie Cavo.

La perdida del  arco longitudinal y transversal  del pie provoca diversos grados de molestia o dolores en las personas y muchas de ellas de manera inconsciente se adaptan a la deformación  o al dolor, músculos y ligamentos del pie ganan consistencia alrededor de los 10 a 18 años de edad,  en la cual se realiza más carga, más deporte, se camina más, se potencia más la musculatura. Se evidencia la preponderancia de unos músculos y la debilidad de otros. Esta enfermedad del pie puede aparecer de manera asimétrica es decir predomina en un pie más que en otro.

La enfermedad aparece alrededor de los 5 a 6 años, pero alcanza su máxima expresión entre los 12 ó 13 años de edad antes de la pubertad; en algunos casos el paciente nos informa que la deformidad data de los primeros años de su vida, pero que no se le ha agravado hasta alcanzar la adolescencia.

En los niños:

  • La lesión aparece de una manera insidiosa regularmente con cierto dolor, observándose que el niño, al andar, gasta el zapato por la punta y lo deforma por el dorso.
  • Cuando el niño corre, lo hace de manera insegura, cayéndose con facilidad.
  • La deformidad es característica lo cual  puede surgir de forma congénita.

Ombrédanne (1992) describe la alteración de la marcha de la siguiente manera: "Con los pies desnudos, la extremidad se observa totalmente deformada durante el tiempo oscilante. Contacta al suelo con la punta y a medida que el apoyo se acentúa, se va desarrollando de adelante atrás, apoyando primero la punta y después el talón, quedando bien aplicado al suelo; es una función totalmente inversa a la del apoyo normal del pie que, como se sabe, se hace de atrás adelante".

El primer año de vida es importante para el desarrollo correcto de los pies. Los padres deben cubrir los pies del niño de forma holgada, permitiendo el movimiento. Se debe cambiar al bebé de posición frecuentemente, ya que el estar boca abajo puede presionar los pies de forma excesiva. Generalmente los niños caminan entre los 10 y los 18 meses de vida y no deben obligarse a ponerse en pie antes. El caminar descalzos o con calcetines en casa ayuda al pie a crecer y a hacerse fuerte, así como aumenta la agilidad de los dedos de los pies. Sin embargo, el ir descalzos fuera de casa aumenta el riesgo de heridas y de infecciones. Cuando el bebé esté fuera de casa, debe llevar un calzado ligero, flexible y que permita la respiración del pie, ya que los pies de los niños transpiran mucho. El calzado debe cambiarse muy frecuentemente a medida que el niño crece. Si el niño comienza a realizar deportes, los padres deben asegurarse de que usa el calzado adecuado.

SINTOMATOLOGÍA: (Molestias asociadas)

El pie cavo es bastante frecuente entre la población general, aunque en sus formas más leves. Estos casos de pie ligeramente cavo no tienen que recibir un tratamiento específico, siempre que no ocasionen molestias ni dificulten la marcha, o sea, no se vuelva patológica. Cuando la deformación es más acusada, pueden recrudecerse algunos síntomas con la edad:

  • dolor en las almohadillas de la planta de los dedos al apoyar (metatarsalgia).
  • dolor en el talón al apoyar (talalgia).
  • durezas dolorosas en las zonas de mayor apoyo (hiperqueratosis plantares).
  • dedos en garra (flexionados hacia dentro).
  • aparición de tendinitis.
  • dificultad para calzarse.
  • lumbalgias frecuentes. Dificultad o cansancio extremo para permanecer de pie sin moverse.
  • Son pacientes que les cuesta estar parados de pie sin moverse (les fatiga mucho)
  • Caminan deprisa con paso cortos.
  • Frecuentes esguinces y torceduras.
  • Dolor en el arco del pie. (fascitis)

En los niños: primero simple deformación apenas visible, dolores en la planta del pie, sobre todo en su parte delantera. Deformación de los dedos.

Radiológicamente observamos: Imagen pie cavo Dedos en garra pie cavo posterior.

La mala armonía muscular de la planta del pie provoca una exageración de la curvatura del arco plantar. La contractura muscular ocasiona a la larga la deformación de la parte delantera del pie, con dedos en forma de martillo o garra, que rozan con el calzado. Tardíamente se presentan dolores en el tarso provocados por una artrosis que surge a causa de la sobrecarga mecánica de esta región.

Existen numerosas formas de ejercicios para el tratamiento de esta deformidad los estiramientos de las cadenas posteriores son muy importantes. Después de todo ejercicio, practicar estiramientos. Practicar ejercicios en planos inestables como por ejemplo mantener el equilibrio sobre pelotas de tenis de forma alternativa en cada pie.

Tratamiento ortopédico

  • Al igual que en el pie plano el podólogo se basará en los medios de diagnóstico que precise.
  • El tratamiento ortopédico se basará en la compensación del varismo si procede así como la estabilización del arco interno evitando su tensión y la de la fascia plantar, también provocar un estiramiento de los músculos intrínsecos plantares para mejor apoyo de los dedos, además de descargar la tensión del tendón de Aquiles con una discreta talonera en la plantilla si procede.
·La confección de las plantillas se realizará a medida para caso y con los materiales adecuados a la deformidad y actividad que desarrolle el paciente, sobre todo si es de carácter deportivo.

 

Si se acusan estos síntomas, el especialista determinará el tratamiento más adecuado, que puede ser con ejercicios específicos o calzado ortopédico (plantillas). En general, se recomienda el uso de zapatos cómodos, flexibles y anchos, sobre todo en la puntera, para permitir la movilidad en los dedos. Use las plantillas ortopédicas con todos sus zapatos. El uso de las plantillas no es doloroso, pero puede obligarle a aumentar la talla de los zapatos. Cambie sus plantillas, regularmente, pues se desgastan en meses o en un año. Pero las plantillas y las cuñas sirven de poco para corregir la deformación solo  mejora el apoyo y ayudan a reducir las molestias.

La causa de la mayoría de incidentes en los pies es el calzado inadecuado. Los zapatos de tacón alto son los principales culpables de agravar, si no son los causantes, los problemas en los dedos, donde se ejerce una presión mayor. También existen otras condiciones que pueden causar o exacerbar el dolor de pies. El tiempo afecta a los pies, ya que se contraen con el frío y se dilatan con el calor. El tamaño del pie puede aumentar un 5% durante el día, cambiando de forma y tamaño si una persona está andando, sentada o de pie. Andar incorrectamente debido a malas posturas o a alteraciones hereditarias que causan desequilibrios o mala circulación puede contribuir al dolor de pies. A menudo, una pierna es más corta que la otra, causando de este modo un desequilibrio.

Causas (las principales formas de adquirirlas son):
  • Parálisis o debilidad de los músculos  ínteróseos (pie en garra ideopatíco que es el tipo mas común que se desarrolla en la infancia).
  • Parálisis de los flexores largos de los dedos, ocasiona de que el pie se coloque en  intensa flexión dorsal  por la acción contrarrestada  de los músculos tibiales anterior . El calcáneo se dirige hacia arriba y el tarso se presenta angulado.
  • Botas  zapatos  u otro tipo de calzado demasiados cortos que compriman al pie.

El pie Cavo presenta mucha rigidez la cual dificulta la buena absorción del impacto y suele sufrir patologías como la fascitis  plantar y tendinitis del tendón de Aquiles.

 

Fascitis plantar: Es la inflamación de la fascia plantar, normalmente producida por tracciones  excesivas, dando lugar a lesiones a la inserción o bien a lo largo de toda la aponeurosis. La fascia plantar mantiene el arco longitudinal interno. Esta lesión se da sobre todo en los deportes de marcha y fondo,  presentando dolor a la palpación matutino y con la práctica del ejercicio. La fascia está endurecida, las tracciones pueden producir exostosis del talón, también conocida como espolón del calcáneo el tratamiento será de reposo deportivo, crioterapia (5 ó 6 veces al día), infiltraciones de AINES (en fascitis de inserción), masoterapia, estiramientos  “taloneras” y vendajes funcionales.

 

La tendinitis del tendón de Aquiles: Es otra lesión que encontraremos con frecuencia. Presenta una inflamación del tendón Aquiles, bien a la inserción, o bien al cuerpo del tendón. Puede aparecer por diferentes  factores (tipos de terreno de juegos o mal estado del mismo, estiramientos inadecuados, mal calzado o equipamiento inadecuado, desarmonía a nivel músculo-tendinosa, pie Cavo o Valgo).

Se manifiesta dolor a la palpación, a la flexión dorsal pasiva y a la flexión plantar contra resistencia, se aprecia un tendón engrosado (a veces con formaciones nodulares) y una impotencia funcional. Existen tres formas clínicas de la tendinitis del tendón de Aquiles y son las siguientes:

 

  • Peritendinitis de Aquiles: es la inflamación de la vaina que recubre el tendón, presentan crepitaciones a la palpación.
  • Tendinitis de inserción: el dolor se localiza en la inserción con el calcáneo.
  • Tendinosis: es la inflamación  de todo el cuerpo del tendón, es degenerativa. Se puede palpar las formaciones nodulares  y puede producir roturas el tendón.

 

Metatarsalgia: Es la patología más frecuente en el arco transverso (2do y 3ro metatarsiano)  y también nos podemos encontrar con fracturas por sobre cargas. En los niños puede darse la necrosis de la cabeza del 2do metatarsiano. Todas estas patologías producidas por el hundimiento del arco transverso. El tratamiento básico es la colocación de plantillas especiales junto con Fisoterapia.

 

Es importante destacar que para el estudio del pie desde el punto de vista Morfológico y Biomecánico se utilizan diferentes métodos, siendo los más conocidos los siguientes:

  1. El cinético.
  2. El radiológico.
  3. El fotográfico.
  4. El hipodinámico. Metodología de Shulzhenko.
  5. El tensométrico. Amplificador de Strain.
  6. La oscilografía de cargas.
  7. El computarizado.

Estudio de las huellas plantares de los pies cavos

Pie Normal Cavo:

  • No llega a ser cavo.
  • Se ve en la infancia.
  • El talón es vertical o valgo.
  • La huella es normal.
  • El aumento de arco desaparece durante la carga.
  • Existe tensión en los músculos extensores, garra discreta de los dedos.
  • Suele ser asintomático.
  • Si se le deja evolucionar pasará a ser un pie cavo de primer grado.
  • La banda externa de la huella suele ser normal: el arco longitudinal externo apoya.

Pie Cavo:

  • Durante la carga no recupera el arco normal.
  • Suele haber molestias de  dolor.
  • Disminuye la banda externa de la huella: el arco longitudinal externo apoya.
  • Garra digital flexible.

Pie Cavo Fuerte:

  • No aparece la banda externa en la huella por no apoyar el arco externo. Aparecen hiperqueratosis y dolor.
  • Garra digital rígida o semirrígida.

Pie Cavo Extremo:

  • Existen retracciones de los extensores.
  • El talón mantiene un varo intenso.
  • Existen grandes queratosis y con alguna frecuencia el aumento de presión lleva al mal perforante plantar.
  • Garra digital rígida.

Dedos:

En cualquiera de los estadios, si hay mucha retracción, en la huella pueden disminuir o desaparecer los dedos. Lo que ocurre es que siempre se acercan en la huella los pulpejos a la región metatarsal, si es que se produce el apoyo.

Por esta razón se recomienda una adecuada higiene y salud de los pies y con ellos está contribuyendo a su mejor conformación. Es importante que comprenda que el pie no es sólo un soporte estable sobre el que se apoya el cuerpo, sino que además es un mecanismo que posibilita la locomoción humana. El calzado también se halla íntimamente relacionado con la fisiología y patología de los pies y su elección cuidadosa mantendrá la salud, evitando un sinfín de deformidades pero el no uso del mismo correctamente llega a condicionar cambios perjudiciales en los mecanismos cupulares, por lo que al inutilizar las capacidades rotatorias internas obliga al consumo de energía para una propulsión adecuada.

 

 

 

 

 

 

METODOLOGÍA

 

Área de estudio:

 

El presente estudio, se realizó en la escuela de enseñanza primaria Toma de las Tunas   perteneciente al municipio Las Tunas. Se tuvo en consideración las diferencias en lo referente a las condiciones de la instalación y su mobiliario escolar, así como la proporción por rangos de edades y sexos, entre otros parámetros a considerar.

Para la determinación del tamaño de la muestra se utilizó  el software Epi–Info (versión 5.0), para ello se realizo un pesquizaje inicial, de modo que se encuentren representados todos los estratos a considerar como: edad, sexo, raza y deformidad podalica .

El tamaño de la población muestreada de la escuela primaria Toma de las Tunas del municipio Tunas es de 120 estudiantes. La muestra afectada por la alteración podálica de pie cavo se encuentra indicada por sexo, edad, grado de escolaridad y las deformaciones de forma general con respecto a la muestra total; resultando ser una población de 93 estudiantes representando un 78% de la población.

Métodos empleados

Los métodos de investigación fundamentales empleados, a partir del análisis de la literatura relacionada con el campo de acción son los siguientes:

Métodos empíricos: Los métodos empíricos sobresale la experimentación observación apoyada en la aplicación  de mediciones, para así llegar a diagnosticar el estado real del problema investigado. En la experimentación del conjunto de ejercicios para la deformidad podalica de pies cavo  en el procesamiento estadístico mediante el programa de Excel para la determinación de las deformidades en pies, en la fundamentación del problema mediante la aplicación de técnicas como la entrevistas y en su procesamiento estadístico.

Método sistémico-estructural: en la modelación del objeto investigado y en la elaboración del modelo pedagógico y el conjunto de ejercicios de Educación Física Terapéutica para los pies Cavos.

Método de inducción-deducción en la organización del contenido del programa.

Análisis–Síntesis: en el estudio y caracterización de las afecciones de la postura infantil, estableciendo los nexos entre las afecciones podálicas y  el desarrollo del niño. 

Otros métodos utilizados fueron:

  • La entrevistas a maestros y profesores de Educación Física de la enseñanza primaria.
  • La realización de las mediciones del pie a través del método plantográfico, tomándose los indicadores que se establecen en el Programa de Morfología de la carrera para la clasificación de las huellas plantares.
 
Aporte teórico

Modelo pedagógico para el diseño del conjunto de ejercicios de Educación Física Terapéutica en la especialidad de ortopedia: deformaciones de los pies

 
Aporte práctico

Es el conjunto de ejercicios de la Educación Física Terapéutica para el tratamiento del pie cavo, cuya aplicación contribuye a la rehabilitación física del escolar de una manera más efectiva

 

Materiales:

Hojas

Lápiz

Rodillos

Tinta de impresión

Fichas de anotación

Regla

Procedimientos:

 

Es importante destacar que para el estudio del pie desde el punto de vista Morfológico y Biomecánico se utilizan diferentes métodos, siendo el más conocido el siguiente:

  • La plantografía (Método utilizado en esté trabajo).

Este método permitió estudiar el pie, logrando su clasificación y determinando sus modificaciones a partir de sus huellas plantares que en el se producen.

Valoración y Clasificación del  Apoyo Plantar:

 

Se  aplicó el método del plantigrama, consistiendo  este en tomar en papel  las huellas plantares de cada uno  de los sujetos, utilizándose para ellos un rodillo con el cual se cubrió con tinta la superficie plantar, imprimiéndose las huellas de ambos pies en posición erecta, de pie.

 

En cada caso, se procedió a determinar  las medidas fundamentales de las huellas de ambos pies y se anotó en una ficha preparada a tal efecto. 

Estas medidas fueron procesadas por un sistema automatizado con la utilización del software “Apoyo Plantar “el cual permitió clasificar y diagnosticar cada uno de los casos, ofreciendo además una amplia información, que luego se proceso estadísticamente.

 

Los datos que se introdujeron en este software para cada uno  de los investigados, son los siguientes:

 

  • Nombre y Apellidos.
  • Ancho del metatarso  X.
  • Ancho de la impresión  Y.
  • Medida fundamental  MF.
  • Longitud de la impresión.
  • Ancho del talón  ta.

En cuanto a las clasificaciones hay diferencias entre los investigadores, aunque todos coinciden en tres tipos básicos de pie.

  • Normal.
  • Plano.
  • Cavo.

Para la valoración y clasificación de las huellas plantares por el método del plantígrama, se utilizo la siguiente ecuación:

 

X – Y / X. 100

 

Donde:

X: Ancho del metatarso, (mm)

Y: Ancho de la impresión,  (mm)

 

Para el procesamiento estadístico de los datos obtenidos en el análisis de los resultados se utilizo el cálculo porcentual:

 

Excelente (disminución del arco longitudinal interno)                                                      100%   

Satisfactorio (relajamiento de la aponeurosis plantar)                                           50% o más     

Parcial Satisfactorio (resistencia para la bipedestación)                     menos de 50%      

Insuficiente (no mejora la alteración)

 

Por ciento de efectividad:   (E+S)*100

                                            E+S+PS+I

 

En investigaciones realizadas y en la docencia utilizamos una clasificación modificada que se establece en nuestro plan de estudio de la carrera de Cultura Física, a partir de la utilización del método plantográfico los cuales son los siguientes.

Clasificación:

  1. Pie plano             de 0   a 34        %
  2. Plano normal                   de 35 a 39        %
  3. Normal                           de 40 a 54        %
  4. Normal cavo                   de 55 a 59        %
  5. Cavo                              de 60 a 74        %
  6. Cavo fuerte                     de 75 a 84        %
  7. Cavo extremo                 de 85 a 100       %

El software ofrece además la posibilidad de varios indicadores estadísticos, a partir  de los cuales  es posible  realizar  análisis de correlación y regresión múltiples con los resultados de las alteraciones posturales y parámetros antropométricos. La descripción de la metodología a seguir para la realización de la evaluación y clasificación de los plantigramas.

 

 

FUNDAMENTO DEL MODELO PEDAGOGICO PARA EL CONJUNTO DE EJERCICIOS

 

La utilización de los ejercicios físicos como medio terapéutico en determinadas enfermedades, sin dudas, es el método superior de terapia, más higiénico, fortalecedor y profiláctico de los utilizados comúnmente por la medicina. Hoy en día los médicos recetan actividades físicas a sus pacientes, aunque la dosificación y control, de éstos tiene que ser dirigido por el pedagogo deportivo.

Para que los ejercicios físicos puedan cumplir su efecto rehabilitador en el organismo es condición indispensable en primer lugar conocer las características de la enfermedad que porta el paciente, clasificación, etiología, manifestaciones clínicas fundamentales, respuestas del paciente ante los ejercicios físicos como fue mencionado en la fundamentación.

Para la aplicación de los ejercicios físicos con fines terapéuticos es necesario conocer su efecto en el organismo humano basado en leyes fisiológicas y el efecto fisiológico del ejercicio físico.

Consideramos que los requisitos fundamentales, para lograr los efectos fisiológicos deseados a través de los ejercicios físicos de la Cultura Física Terapéutica son:

  • Se debe partir del objetivo del tratamiento, relacionando éste con el contenido (sistema de ejercicios), métodos, medios y evaluación, integrándose éstos de forma sistémica.
  • Precisar órganos y sistemas que reciben mayor acción durante la ejecución del ejercicio físico.
  • Controlar indicadores fisiológicos de adaptación y evaluación de las cargas físicas           entre otros.

En la concepción del sistema de ejercicios así como en su aplicación, se deben dominar los aspectos relativos a la fisiología y morfología del sistema osteomuscular, para conocer el nivel de adaptabilidad del paciente, ante las cargas físicas y poder realizarle un control Biomédico de forma eficaz.

La Teoría y Metodología de la Educación Física Especializada debe ser utilizada por los profesores. La utilización de este campo permite la conformación de los conocimientos teóricos de la Educación Física.

La Metodología de la Educación Física contempla la problemática de la individualización del proceso de enseñanza-aprendizaje, permite la determinación de las decisiones (métodos) a los estudiantes, donde se debe ser muy cuidadoso, no sea que se repita muchas veces, se caigan en las tendencias de los extremos, o de la exclusión, por que seria muy negativo.

En los objetivos del conjunto de ejercicios de las áreas terapéuticas es necesario una correcta formulación ya que ellos constituyen paradigmas en el proceso de rehabilitación del paciente, deben orientar el contenido de la instrucción y la educación a desarrollar. Los objetivos deberán estar personalizados en el paciente, ser alcanzables, evaluables; para que los pacientes puedan ejecutar los movimientos, las acciones motrices es imprescindible guiarlos a través de un proceso de aprendizaje.

En la concepción del sistema de ejercicios, aplicación y evaluación se debe considerar que éstos sean seleccionados sobre la base de la relación objetivo, contenido pedagógicamente estructurados y seleccionar cuidadosamente los métodos, medios buscando la interacción de los estudiantes con el contenido asegurando el funcionamiento del proceso de enseñanza o sea, lo mueve  de un nivel (de un estado) a otro, siempre en sentido ascendente. Esta constituye la esencia del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Somos del criterio que teniendo en cuenta las características de la enfermedad y en aquellos estados del paciente que lo permita, antes del entrenamiento, se deben  realizar  test postural.

Sobre la base de los resultados obtenidos en las pruebas y teniendo en cuenta otros aspectos metodológicos de las clases de la Educación Física Terapéutica, es que se llega a la concepción y planificación del sistema de ejercicios a aplicar durante la clase, según las características de cada  paciente.

Estas pruebas o test deben ser repetidos sistemáticamente, como medios de evaluación  de la evolución de los pacientes, ante el tratamiento recibido, mediante los ejercicios físicos terapéuticos, lo que permite hacer las correcciones necesarias en estos, al  actuar en forma de retroalimentación en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Proponemos que sea utilizado como diagnóstico para el tratamiento del paciente que padece de deformaciones podálicas y en el resto de las enfermedades tratadas en las áreas terapéuticas, la realización de un test postural (basado en una nueva concepción, ya validada, sustentada en la incorporación de conjunto de ejercicios para su rehabilitación entre otros elementos).

Los niños han sido víctimas de muchas especulaciones en relación con la actividad física, sus efectos, sus dosis y sus peligros. Afortunadamente la investigación científica ha incursionado en esta materia y los estudios efectuados de manera experimental han aportado conocimientos suficientes como para poder efectuar conjunto de ejercicios  de actividad física y deportiva de manera racional y científica con niños y niñas de todas las edades.

Los ejercicios van destinados a provocar cambios importantes a nivel del músculo y huesos, siendo menos importantes los cambios centrales. Estos planes de ejercicio se caracterizan por la ejecución de esfuerzos de corta duración y tienen características de interrumpidos o intermitentes, es decir no continuos. Estos ejercicios básicamente están destinados a la estimulación de sistemas de soporte y estructural, como cartílagos, ligamentos, músculos, huesos y contribuyen a la prevención del deterioro articular y su respectiva movilidad, evitan la perdida de masa y fuerza muscular y contribuyen a la manutención de adecuados niveles de mineralización y calcificación del tejido óseo, en particular del tejido óseo trabecular que lo conforman los cuerpos vertebrales y el cuello del fémur.

La existencia de niños y niñas con alteraciones de pie cavo donde el estudio evidencia un alto porciento de esta deformación. En estudios anteriores se demostró que de 10 infantes 6 muestran alteraciones o deformidades podálicas, con prevalencía de pie cavo y existe un 30% de relación entre las deformaciones de columna-pie. Por todo lo antes expuesto, se procedió a diseñar un conjunto de ejercicios de la Educación Física Terapéutica para el tratamiento del pies cavo, sustentado en un modelo pedagógico que utiliza como elemento central la metodología de la Educación Física Terapéutica en función de la rehabilitación física del escolar y en el nivel de enseñanza pre-escolar y primario, existentes en niños entre 7 y 9 años de edad, pertenecientes a la escuela primaria  “Toma de las Tunas” del municipio Las Tunas.

La mayoría de las personas que llevan zapatos tienen problemas con los pies en algún momento de sus vidas. El dolor de pies es bastante común, incluso en los niños; el dolor en el talón, por ejemplo, es habitual en niños muy activos de edades comprendidas entre los 7 y los 13 años. Aparece cuando el ejercicio irrita los músculos del talón. Pero la incidencia de deformidad de pie cavo, en esta investigación ha conllevado a elaborar un conjunto de ejercicios para la Educación Física en pos de la rehabilitación de la alteración.

 

GRAFICO DEL MODELO PEDAGOGICO

 

 
  REHABILITACIÓN DE LAS DEFORMIDADES DEL PIE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANALISIS DE LOS RESULTADOS

 

Hasta los 18 años aproximadamente las estructuras del pie son fácilmente deformables y no esta plenamente desarrollada, por lo que es en este tiempo cuando se produce las malformaciones, pero también es el mejor momento para prevenirlas y corregirlas.  

La valoración de los resultados evidencia el alto índice de malformaciones en las estructuras más complejas del cuerpo humano que son los pies. Sin embargo no suelen ser beneficiadas por los cuidados especiales y con frecuencia son sometidas a graves agresiones en forma de malas posturas, calzados inadecuados o la aparición de forma congénita.

La muestra esta concentrada entre los 7 y 9 años de edad mientras mayores sea, así será el grado de aparición de las alteraciones de los niños, ya que van eliminando todas las conductas inadecuadas a medida que van creciendo, el caminar determinadas distancias provoca una mayor  incidencia en el apoyo plantar.  

 

  1. Distribución de la muestra general en correspondencia al nivel escolar y el sexo.

Tercer grado

Sexo

3ro A

3ro B

3ro C

Total

Femenino

10

8

7

25

Masculino

10

12

13

35

Total

20

20

20

60

 

Cuarto grado

Sexo

4to A

4to B

4to C

Total

Femenino

13

11

9

33

Masculino

7

9

11

27

Total

20

20

20

60

 

La muestra tomada fue de 120 estudiantes,  60 de tercer grado y 60 de cuarto grado para un 50 % de cada uno,  para un total de 20 estudiantes por grupo,  de ellos 58 hembras y 62 varones.

La valoración de los resultados evidencia el alto índice de alteraciones podálicas de Pies Cavo en las estructuras más complejas del cuerpo humano que son los pies. Sin embargo no suelen ser beneficiadas por los cuidados especiales y con frecuencia son sometidas a graves agresiones en forma de malas posturas, calzados inadecuados o la aparición de forma congénita.

En los niños muestreados, no solo se manifiesta las afecciones de los pies cavos, sino que  están presentes otras deformaciones podálicas que repercuten en toda la postura del niño.

 

 

  1. Distribución de la muestra según su deformidad podálica.

 

Tercer grado

 Deformidades

 

3ro A 

3ro B 

3ro C 

 

Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Pie Plano

0

0

0

0

0

1

1

Plano Normal

0

0

0

0

2

0

2

Normal

1

2

3

2

3

0

11

Normal Cavo

1

0

 

2

2

3

2

10

Cavo

8

4

2

2

4

2

22

Cavo Fuerte

0

2

3

2

1

1

9

Cavo Extremo

0

2

2

0

0

1

5

Total

10

10

12

8

13

7

60

 

Cuarto grado

 

Deformidades 

4to A

4to B

4to C

 

Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Pie Plano

3

0

1

0

0

2

6

Plano Normal

0

0

2

0

1

0

3

Normal

0

1

0

0

1

2

4

Normal Cavo

0

3

2

3

2

0

10

Cavo

4

6

3

2

3

3

21

Cavo Fuerte

0

3

0

3

4

1

11

Cavo Extremo

0

0

1

3

0

1

5

Total

7

13

9

11

11

9

60

 

En los niños muestreados con edades comprendidas desde los 7 a 9 años de edad, no solo se manifiesta las afecciones de los pies cavos, sino que  están presentes otras deformaciones podálicas que repercuten en toda la postura del niño.

Las mayores deformaciones podálicas corresponden a los pies Cavo y las clasificaciones de las demás afecciones, demuestran la presencia de pies planos, normales entre otros; presentes en el tamaño de la muestra. El cuidado de esta estructura de sostén condiciona que los niños crezcan sin dolencias ni traumas en su aparato locomotor. La existencia de otras alteraciones, corroboran que cuando procesamos los datos en el programa especializado de la carrera de Cultura Física (Metamesure) nos encontramos que además de los pies cavos existen otras deformidades que por su sintomatología hay que darle una importancia por el grado de molestia.

En las mediciones realizadas se demostró que la mayor deformidad con respecto a la totalidad de las deformidades es la de pie cavo de ellos en tercer grado predominan los varones con una muestra de 14 niños representando un 23 % de los afectados y en cuarto grado las niñas con una muestra de 11 niñas representando un 18 % de los afectados, para una mayor cantidad de muestra en tercero con 22 estudiantes. Demostrando que el sexo masculino tiene mayor por ciento de afectación en esta deformidad.

Esto se debe a que en el sexo masculino por lo general tiende a presentarse mayores frecuencias de alteraciones podálicas, por que casi siempre son más intranquilos que las hembras, realizan mayor actividad física y deportiva, desarrollan con mayor rapidez las capacidades físicas, por interactuar sistemáticamente con las cargas físicas y no siempre usan el calzado correcto para las determinadas actividades físicas y deportivas.

 

  1. Distribución de la población según la deformidad podálica de pies Cavo.

 

Tercer grado

 Deformidad

3ro A

3ro B

3ro C

 

Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Normal Cavo

1

0

2

2

3

2

10

Cavo

8

4

2

2

4

2

22

Cavo Fuerte

0

2

3

2

1

1

9

Cavo Extremo

0

2

2

0

0

1

5

Total

9

8

9

6

8

6

46

 

Cuarto grado

Deformidad

4to A

4to B

4to C

 Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Normal Cavo

0

3

2

3

2

0

10

Cavo

4

6

3

2

3

3

21

Cavo Fuerte

0

3

0

3

4

1

11

Cavo Extremo

0

0

1

3

0

1

5

Total

4

12

6

11

9

5

47

 

Con la aplicación de los plantigramas se obtuvo un mayor número de alteraciones podálicas de tipo Pies Cavos; siendo de 93 niños afectados representando un 78 % de 120 niños de la muestra general de los afectados; 46 de tercer grado y 47  de cuarto de la muestra estudiada.

La existencia de un mayor predominio en el sexo femenino en los grupos de cuarto grado, atendiendo a la muestra general de niños y niñas afectados por alteraciones de los pies cavos representando un 51 % de la muestra. Siendo  el cuarto grado la mayor muestra de afectado en el estudio.

En los resultados de la primera medición comenzada del 10 al 28 de noviembre, arrojaron un alto número de niños y niñas con la afección del pie cavo para un 72%, este alto índice de deformación me condujo a la aplicación de un conjunto de ejercicios de la Cultura Física Terapéutica, tomando como elemento central la metodología de la Educación Física en función de la rehabilitación de niños y niñas; un sistema de ejercicios con 5 frecuencias semanales y un tiempo de duración de 30 a 35 minutos, con no más de 3 repeticiones para evitar la fatiga y el cansancio excesivo para la educación física en estos grados en función de la acción ejercidas en los músculos, tendones, articulaciones para así prevenir en edades tempranas las dolencias podálicas, la cual pueden ser de forma congénita o adquiridas.

La segunda medición en el mes de abril demostró que los ejercicios con la aplicación sistemática de forma organizadas y controlada, así como corregir las malas posturas en el proceso de enseñanza docente comprobaron la acción de estos ejercicios con el comportamiento de las afecciones de pie cavo, disminuyendo las dolencias que caracteriza esta patología.

Resultado de la segunda medición

Tercer grado

 

Deformidad 

3ro A 

3ro B

3ro C

Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Normal

 

 

 

 

 

 

 

Normal Cavo

0

0

0

0

1

0

1

Cavo

5

2

1

1

2

1

12

Cavo Fuerte

0

0

2

1

0

1

4

Cavo Extremo

0

1

1

0

0

1

3

Total

5

3

4

2

3

3

20

 

Cuarto grado

 

Deformidad  

4to A

4to B

4to C

Total

Masc

Femen

Masc

Femen

Masc

Femen

Normal

 

 

 

 

 

 

 

Normal Cavo

0

1

0

1

0

0

2

Cavo

2

3

2

1

1

1

10

Cavo Fuerte

0

1

0

2

2

1

6

Cavo Extremo

0

0

1

2

0

1

4

Total

2

5

3

6

3

3

22

 

No se puede afirmar que desapareció en tan corto tiempo esta deformación, pero los plantigramas demostraron la disminución del arco plantar interno con su carácter propulsor y el aumento del arco transversal con su carácter estabilizador; la desaparición de dolores en el apoyo plantar, las disminución de caídas en las clases de educación física entre otras son síntomas que nos corroboran que el ejercicio tuvo una acción en los músculos tríceps sural, los extensores de los dedos de los pies y el relajamiento de la aponeurosis plantar. Esta ultima medición se realizo a los 93 estudiantes con la deformidad de pies cavo y demostraron lo antes expuesto; de los 10 estudiantes de Normal Cavo se rehabilitaron 6 a Normal lo que representa un 95% de efectividad en los ejercicios  aplicados.

 

CONCLUSIONES

 

Los resultados obtenidos en la primera medición, aborda el alto porcentaje de niños y niñas con alteraciones podalicas de un 78% con respecto a la muestra. El estudio de esta deformidad y su tratamiento corroboró que de los 120 niños y niñas muestreados con deformidad 51 fueron rehabilitados, siendo un 65% la efectividad de los ejercicios.

La práctica sistemática del ejercicio con cinco frecuencias semanales con duración de 30 a 35 minutos, no provoco fatigas en la realización del mismo, a los niños les resulto agradable la práctica de estos. La mayoría de los niños realizan la educación física con las condiciones mínimas a su desarrollo  práctico,  la existencia del calzado inadecuado, las malas posturas son formas más comunes de provocar alteraciones podálicas y otros trastornos en su conducta bípeda.

  

 BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Álvarez Cambra, Rodrigo. Tratado de ortopedia y traumatología./ Rodrigo Álvarez Cambra. Et A1. / La Habana: Editorial Pueblo y Educación .1986.Tomo 2 Pagina  258.
  2. Berubech, R. 1957: Ortopedia Infantil. Editorial Alambra, S.A. Madrid, España. Clínicas  Pediátricas de Norteamérica: Problemas Ortopédicos. Noviembre de 1977. Pagina 815.
  3. D. Donskoi, V Zatsiorki. Biomecánica del Ejercicio Físicos. Edit. Pueblo y Educación. Ciudad de  La Habana 1988.
  4. Deportistas. MEDICENTRO; 6(1) -  40 – 7, Enero – Junio, 1990.
  5. Edmonson, Allen. S.A. H. Crenstaw. 1981: Cirugía Ortopédica Cambell. Edmonson, Allen. S.A. H. Crenstaw. Cambell Cirugía Ortopédica. / Allen Edmonson, SAH. Crenstaw: Edición Revolucionaria. 1983. Pagina 2087.
  6. Gayton, A. C. Tratado de Fisiología Médica. / A.C. Gayton S.1: Editorial Revolucionaria.
  7. Hernández Corvo  Roberto. Morfología Funcional Deportiva. Edit. Científico Técnico. Ciudad de La Habana. 1990.
  8. Hernández Corvo, Roberto. 1977: La Columna Vertebral, Simp Internacional de Educación Física. UNESCO. Ciudad de La Habana, Cuba.
  9. Hernández Corvo, Roberto. 1987. Morfología Funcional Deportiva. Editorial Científico–Técnico. Ciudad de La Habana, Cuba. Pagina 77.
  10. I. A. Kapanndji. Cuaderno de Fisiología Articular. 2da  Edición. Toray–Masson. S.A. Barcelona .1974.
  11. Jordán, J. R. Desarrollo Humano en Cuba, Editorial Científico – Técnico, Ciudad de La Habana. 1979.
  12. Martínez  Páez, Julio. Nociones de Ortopedia. La Habana: Ciencia y Técnica, 1971. Pagina 409.
  13. Martínez Páez Julio. Nociones de Ortopedia y Traumatología. Edit. Ciencia Y Técnica. Ciudad de La Habana. 1971.
  14. Mercer, Walter. Roberto B. Duthrie. Cirugía  Ortopédica. /  Walter Mercer, Roberto B. Duthrie. La Habana: Edición Revolucionaria, Instituto Cubano del Libro, 1972.
  15. Metodología de la investigación. / ISCF “Manuel Fajardo ‘’. La Habana: Unidad Impresora “José  A. Huelga “. Pagina 58.
  16. Prives, M. Anatomia Humana. /M. Prives, N. Lisenkov, V. Busbkovich. MOSCÚ: Editorial Mir. 1981. Pagina 18.
  17. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología. 1991. Volumen 5 No. 2, Editorial Científico – Técnico, Ciudad de La Habana, Cuba.
  18. Revista Española de Cirugía Osteoarticular. Editorial Factar. Revista de Medicina de Valencia, España .1987. Ano 22. Tomo 2.
  19. Rodríguez  González, Hilda E.. Morales  Molina, Xiomara. Garcías Gómez, Maria. L. Estudio  Métrico  Descriptivo de la Columna  Lumbosacra  a Jóvenes  Deportistas y no
  20. Testut L. Y. A. La Tarjeta. Anatomía Humana. Tomo 1,2,3; Salvat Editores, S. A. Barcelona, 1960.
  21. Watson, Jones. 1975: Fracturas y Traumatología Articular. Cuarta Edición.

Mapa Conceptual

Contenido exclusivo para suscriptores de

D/i/d/a/c/t/a/l/i/a m/á/s
Subscreve

Mira un ejemplo de lo que te pierdes

Fecha publicación: 26.4.2017

Licencia Creative Commons Conteúdo com uma licença baixa de Creative Commons Attribution 3.0 License.

Comentar

0

Deseja fazer um comentário? Registrar o Iniciar sessão

Únete a Didactalia

Navegue entre 96347 recursos e 426838 pessoas

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Registrar Acceso usuarios
Adicionar ao Didactalia
Ayuda juegos
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Powered by GNOSS