Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies (actualizada el 25-01-2017).

¿Qué puedo hacer?

95057 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Reproducciones 308
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

La muerte sin descendencia masculina de Fernando VII supone la Primera Guerra Carlista, ya que el infante Carlos María Isidro, hermano del monarca, no aceptaba la Pragmática Sanción, que permitía gobernar a la hija de Fernando. Entre los años 1833 y 1840 se enfrentan los carlistas, partidarios del infante Carlos, y los isabelinos o liberales, que apoyaban a la regente María Cristina de Borbón. La victoria final cae del lado liberal, y el abrazo de Vergara entre Maroto y Espartero pone fin a la Primera Guerra Carlista.



En 1833 muere Fernando VII y, en virtud de la Pragmática Sanción, disposición que deroga la Ley Sálica y permite reinar a una mujer, es nombrada reina de España su hija Isabel. La negativa a aceptar esta situación por parte de D. Carlos, hermano de Fernando VII, dio origen a la Guerra Carlista. En la primera fase de la Guerra se produce el levantamiento carlista de zonas como en el País Vasco, Navarra, la región pirenáica y el Maestrazgo. Otras áreas de predominio carlista son Galicia; buena parte de la Meseta norte, la región cantábrica, Aragón y Cataluña; sur de Cáceres y algunas comarcas andaluzas. Ciudades carlistas son Santiago de Compostela, Estella, Berga, Morella, Cantavieja. En esta fase, el hecho más significativo es el asedio carlista de Bilbao y la muerte del general sublevado Zumalacárregui. Durante la segunda fase, entre el verano de 1835 y octubre de 1837, el carlista general Gómez atraviesa España desde el País Vasco hasta Cádiz, mientras que Don Carlos dirige la llamada 'expedición real' hasta las puertas de Madrid. En junio de 1835 Espartero, en nombre de los ejércitos de Isabel, rompe el cerco de Bilbao. Mientras, los carlistas obtienen una fácil victoria en el Maestrazgo. El 15 de octubre de 1837 D. Carlos se repliega y se ve obligado a pasar el Ebro. El cansancio y las disensiones internas llevan a parte de los carlistas a firmar el Convenio de Vergara, el 29 de agosto de 1838. D. Carlos no reconoce el acuerdo y la guerra continúa hasta julio de 1840, cuando caen los últimos focos de resistencia en Lérida y Navarra.

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en ESpañol".

Para obtener más recursos educativos consulta el índice y el buscador facetado de Didactalia.

Autores:

Fecha publicación: 10.4.2013

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 95057 recursos y 336904 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

Participa en el debate #CalmarEdu

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Juegos de anatomía
Selecciona nivel educativo
    Mapas

    CARGANDO...

    Ir a Mapas
    CienciasNaturales

    CARGANDO...

    Ir a juegos de ciencias
    Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

    CARGANDO...

    Ir a Mis Museos
    Biblioteca

    CARGANDO...

    Ir a BNEscolar
    EduBlogs

    CARGANDO...

    Ir a Edublogs
    Odite

    CARGANDO...

    Ir a Odite
    Con la tecnología GNOSS