Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

72865 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Reproducciones 270
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

El Califato de Córdoba supone la época de mayor esplendor en toda la ocupación árabe. Fundado en 936 por Abd al-Rahmán, se convierte en el centro de poder de la dinastía Omeya, con la mezquita y el palacio de Madinat al-Zahara como símbolos de su autoridad.

Con la muerte de Almanzor en el año 1002, el califato va perdiendo peso en favor de los reinos cristianos, que continuan con su imparable proceso de Reconquista.



La 'Córdoba lejana y sola' a la que aludía Federico García Lorca en su famosa 'Canción del jinete', surcada por el río Guadalquivir, situada entre la sierra y la campiña, es una de las ciudades españolas más atractivas para el viajero.
Oficialmente fue fundada por Claudio Marcelo en el año 196 a.C., existiendo en la actualidad importantes restos de su pasado romano. Junto al edificio del actual Ayuntamiento se alzan las ruinas del Templo. Gracias a la monumentalidad de los restos podemos deducir que se trataba de un edificio colosal, construido en época del emperador Claudio.
Monumental también es el famoso Puente, levantado en época de Augusto. Consta de 16 arcos y ha sido restaurado en numerosas ocasiones, por lo que ha perdido parte de su aire original. En el paseo de la Victoria encontramos los restos de un mausoleo, enterramiento romano del siglo I.
Sin duda, la época de gran esplendor de Córdoba es durante la dominación árabe. Capital del califato omeya, se convirtió en centro irradiador de cultura y poder durante el siglo X.
La mezquita aljama cordobesa es una de las más impresionantes del mundo. Su construcción se prolongó durante dos siglos, configurando un espacio rectangular de más de 23.000 metros cuadrados. La antesala de este majestuoso edificio es el patio de los Naranjos y la torre, de 93 metros de altura. Una vez en el interior del templo, destaca su impresionante bosque de columnas, constituido originalmente por más de 1.000 que sostienen arcos dobles: de herradura el inferior y de medio punto el superior, arquerías bicromas que constituyen un auténtico espectáculo. Pero el visitante todavía queda más impresionado cuando se acerca a la zona del mihrab. En la maksura, los arcos lobulados y entrelazados, decorados con ataurique, crean la característica red de rombos. Esta zona se cubre por una serie de cuatro cúpulas de crucería califal, con gruesos nervios que no se cruzan en el centro. Al mihrab se accede a través de un gran arco de herradura con su correspondiente alfiz, sobre el que se observan una serie de arcos polilobulados que encuadran una decoración vegetal, realizada en mosaico sobre fondo de oro. El alfiz y la serie de arcos tienen entre sí una amplia franja con inscripciones en letras cúficas, donde se pueden leer citas tomadas del Corán. Las jambas del arco de herradura se revisten de dos grandes losas de mármol decoradas con ataurique....

Es un contenido educativo de Artehistoria "la página del Arte y la Cultura en ESpañol".

Para obtener más recursos educativos consulta el índice y el buscador facetado de Didactalia.

Autores:

Fecha publicación: 10.4.2013

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 72865 recursos y 240339 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite
Con la tecnología GNOSS