Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

¿Qué puedo hacer?

94823 materialEducativo

textoFiltroFicha
  • Me gusta 0
  • Visitas 141
  • Comentarios 0
  • Guardar en
  • Acciones

Acerca de este recurso...

El aparecido

Se me escapa de los brazos
el mar, incógnito, díscolo...
tropieza el arco impaciente
de la espuma con silbidos
que entre las aguas y el sol
esparcen escalofríos:
¡Estremecerse, pasar
junto a los más escondidos
alejamientos de flor
huida y en desvarío!
Un balón de pronto cae
desde un triunfo a un laberinto.
Se insinúan torpes, bruscas
pululan formas de ídolos
recónditos. Irrupciones:
desperezos entre giros.
Tentáculos en proyecto
de animales indecisos
desenvuelven y revuelven
su ceguera. Sombras, rizos,
eses de móviles algas,
los murmullos en añicos.
¡Hay sospechas de coral
en fragmentos vespertinos!
Aquí se ve a los relámpagos
que en zigzag definitivo
viven, red de nervaduras
lívidas, dentro del frío.
Desnudez... Y acaba el tránsito
de lo que tiembla a lo límpido
sobre un silencio: nivel
a la tersura sumiso.
Tersura en acción... El plano
quiere un más allá ofrecido
sin cesar, irresistible.
¡Allanamientos, caminos!
¡Arrojarse fascinado
con ansia de precipicio
para tajante emerger
con felicidad de filo!
Y se abalanzan los brazos
y las piernas hacia un ritmo
que domine a tiempo y alce
los repentes fugitivos.
Vigor de una confluencia:
todo en cifra y ya cumplido...
¡Yo quiero sólo flotar,
aparecer, un respiro!
¡Aparecer en el ser,
Y ser-entre dos olvidos!
¡Asombro: ser un instante,
si conseguido ya extinto,
pero total y sin meta,
lo eterno en su poderío
tan revelado, tan real,
tan ajeno a mi delirio,
pero dentro de él, colmándolo,
lanzándolo hacia sus mitos!
¡Asombro de ser: cantar,
cantar, cantar sin designio!
¡Mármara, mar, maramar:
confluyan los estribillos!
¡Los azules se barajan:
cielos comunicativos!
Siento en la piel, en la sangre
—fluye todo el mar conmigo—
una confabulación
indomable de prodigios.
¡Mármara, mar, maramar,
y ser y flotar —y un grito!

...(accionar título para ver el contenido íntegro)


Es un contenido de la Intitución Libre de Enseñanza - Residencia de Estudiantes publicado en su portal de Revistas de la Edad de Plata

Autores:

Fecha publicación: 1.4.2014

Se respeta la licencia original del recurso.

Comentar

0

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión

Únete a Didactalia

Navega entre 94823 recursos y 229997 usuarios

Regístrate >

O conéctate a través de:

Si ya eres usuario, Inicia sesión

¿Quieres acceder a más contenidos educativos?

Regístrate Acceso usuarios
Añadir a Didactalia
ayudaDelJuego
Mapas

CARGANDO...

Ir a Mapas
Un museo virtual con más de 17.000 obras de arte

CARGANDO...

Ir a Mis Museos
Biblioteca

CARGANDO...

Ir a BNEscolar
EduBlogs

CARGANDO...

Ir a Edublogs
Odite

CARGANDO...

Ir a Odite
Con la tecnología GNOSS